Posicionamiento del Partido de la Revolución Democrática ante el crimen del periodista Fredid Román Román

Chilpancingo, Gro., agosto 24 del 2022 (NOTYMAS). – Con el crimen del periodista Fredid Román Román, suman 15 los comunicadores asesinados en México, en lo que va de 2022. Matan uno cada quince días, advierte un periódico de circulación nacional.

En Guerrero, la cifra de periodistas asesinados y desaparecidos desde 1985, suma 27 comunicadores, entre ellos: José Luis Nava Landa, Jesús Abel Bueno León, Leodegario Aguilera Lucas, Amado Ramírez Dillanes, Juan Daniel Martínez Gil, Marco Antonio López Ortiz, Francisco Pacheco Beltrán, Jorge Torres Palacios, Cecilio Pineda Brito, Alfredo Cardoso, Fredid Román Román, son sólo algunos nombres, conocimos a varios de ellos y lamentamos lo que les ocurrió.

La impunidad prevalece en estos hechos, lastimando a la sociedad y poniendo en riesgo nuestras libertades. Recordemos que los comunicadores son, en esencia, portavoces de la ciudadanía ante el poder.

Al atentar contra los periodistas, golpearlos, hostigarlos, amenazarlos, matarlos, se busca acallar denuncias en contra de los excesos del poder, ya sea éste fáctico o institucional.

Las agresiones que sufren, se pueden interpretar como acciones para coartar y debilitar  con ello su capacidad de influir en la opinión pública.

Y si estos  hechos se repiten a lo largo del país, es por la impunidad, por el desinterés de quienes tienen el mandato de proteger nuestras vidas, nuestra integridad; y deciden no hacerlo.

Basta señalar que enero de 2017, se publicó el último Informe Estadístico de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad De Expresión, instancia encargada de dirigir, coordinar y supervisar investigaciones y perseguir delitos contra la libertad de expresión.

Vivimos en un país extremadamente violento y las cifras reportadas continúan demostrando la realidad que viven millones de mexicanos.

Sin no hay agilidad en las investigaciones, si no hay profesionalismo en la persecución de los delitos, cae la eficacia de las procuradurías y fiscalías… Convirtiéndose en oficialías de partes.

Es sumamente grave que el Presidente utilice un permanente lenguaje de descalificación en contra de los periodistas críticos.

Es inaceptable que la más alta tribuna del gobierno de la República,  se utilice para atacar a la prensa, dejando en la indefensión su integridad y vulnerando la libertad que tienen consagrada en el artículo 6 y 7 de la Constitución.

Lo sucedido al periodista Fredid Román Román la tarde del lunes 22 de agosto, representa otro agravio más al gremio periodístico, otro ataque cobarde a la libertad de expresión que terminó con la vida de un comunicador de amplia trayectoria.

Esto no puede continuar en un país ni en un estado donde se respete el Estado de derecho, plural y  democrático, donde se ejerzan libertades fundamentales.

La impunidad ya no puede seguir siendo el cobijo de delincuentes.

En el Partido de la Revolución Democrática en Guerrero exigimos al Estado mexicano que asuma su papel de garantizar que las leyes se cumplan y a la Fiscalía General del Estado, esclarecer el homicidio de Fredid Román Román lo antes posible. (NOTYMAS)