La SGIRPCGRO emite aviso preventivo por fuertes lluvias durante las próximas 48 horas en Guerrero

Chilpancingo, Gro., noviembre 22 de 2023 (NOTYMAS).- La Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil emite aviso preventivo del comportamiento de las lluvias para la tarde de este miércoles 22 de noviembre y madrugada del 23 de noviembre de 2023, pronosticándose el ingreso de humedad proveniente del Océano Pacífico y un canal de Baja Presión en el interior del país, que originará intervalos de chubascos y lluvias puntuales fuertes aisladas en el estado de Guerrero.

El pronóstico de lluvias, se desarrolla por el canal de Baja Presión que se extiende al noroeste de Guerrero se asocia al Frente Frío Número 11 que actualmente se encuentra sobre el valle de México y porción sur de la vertiente del Golfo de México, originando un notable descenso en las temperaturas, así como precipitaciones por la tarde y noche.

La dependencia estatal recomienda extremar medidas de precaución, sobre todo en las zonas de alto riesgo de las regiones de Costa Grande, Acapulco, Centro, Montaña, Costa Chica, Sierra, Norte y Tierra Caliente.

El gobierno del Estado a través de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, pronostica un oleaje con viento del noroeste-suroeste de 5-10 nudos con rachas de 15-20 nudos y olas de 4-6 pies; con una visibilidad de 5-7 millas náuticas.

Todas las lluvias pronosticadas podrán estar acompañadas de descargas eléctricas, rachas de viento y posible caída de granizo, con el riesgo de incrementar los niveles de ríos y arroyos, así como deslaves, derrumbes e inundaciones.

Ante este aviso preventivo, se mantienen los protocolos preventivos y de información, a fin de emitir los avisos y alertamientos oportunos para las autoridades y población en general, para que se puedan extremar las medidas de cuidado necesarias para prevenir incidentes.

La Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil recomienda mantenerse alertas ante el incremento del riesgo de deslaves y derrumbes en zonas de laderas inestables, así a las inundaciones en zonas bajas por el crecimiento y posible desbordamiento de ríos, arroyos y lagunas.